Por qué los tuiteros prefieren los ‘Favoritos’ a los ‘Me gusta’

La ola de indignación está presente todavía los timelines de muchos usuarios de Twitter. La sustitución de la estrella de los ‘Favoritos’ por el corazón correspondiente a un ‘Me gusta’ más propio de Facebook sigue dando mucho de qué hablar. Fue, concretamente, esa mano tendida a la red social de Zuckerberg la que más molestó a muchos tuiteros, pero no faltan críticas de todo tipo: desde la ñoñería ven algunos en el nuevo botón a un cambio injustificado en la forma de entender el propio funcionamiento de la red social.

¿Cuál es la explicación oficial? El pasado martes, Twitter anunció la medida en su web y expuso los motivos que la han llevado a tomar esta decisión. ”Queremos que Twitter sea más fácil y útil para usar y sabemos que a veces la estrella puede ser confusa, especialmente para los recién llegados. Podrían gustarte muchas cosas, pero no todas podían ser tus favoritas”, alegaron.

Recordemos que la red social estrenó hace escasas semanas nuevo presidente ejecutivo – Omid Kordestani, hasta aquel momento jefe de negocios de Google y que hasta su entrada en la red de los 140 caracteres no había publicado en su vida más que ocho tuits- y nuevo mayor accionista- Steve Ballmer, antiguo consejero delegado de Microsoft y que posee un 4% de la firma. Todo ello, después de anunciar un plan de reestructuración que afecta al 8% de su plantilla, en total, 336 empleados.

Por otra parte, los argumentos que esgrime Twitter para justificar el haber dejado en la cuneta a sus Favoritos –que no se usa demasiado ni de una forma clara y correcta– son, básicamente, los mismos que ya esgrimían hace tres años cuando realizaba pruebas en esa dirección. ¿Es que no ha cambiado nada desde entonces?

Muchos usuarios no identifican los ‘Favoritos’ de Twitter con los ‘Me gusta’ de Facebook ni los usan del mismo modo. Para muchos, por ejemplo, el hecho de marcar con una estrella un tuit significa poder regresar a él más tarde para acceder al artículo o contenido que guarda. El funcionamiento es diferente en cada una de las redes sociales.

Pero ante quienes entienden que la forma de comunicación en Twitter era específica y debía preservarse, la compañía ha optado por defender un ”lenguaje común” para toda una ”comunidad global” que ya fue adoptado a lo grande ”en Periscope” y que ahora llega a Twitter y Vine, concluyen.

Desde que arrancó el debate sobre la salida de escena de los ‘Favs’, hay quien ha tildado repetidamente el cambio de absurdo e innecesario. Por ello, y si sumamos la tendencia que tenemos a tomarnos a la tremenda cada cambio que se produce en las redes sociales, por pequeño que sea, parece lógico que, una vez ‘certificada la defunción’ de nuestras queridas estrellas, las duras críticas y las bromas no se hayan hecho esperar.